SHyC espirituales

Estándar

Aclamad con júbilo al Señor, toda la tierra.
Servid al Señor con alegría; venid ante El con cánticos de júbilo.
Sabed que El, el Señor, es Dios;
El nos hizo, y no nosotros a nosotros mismos;
pueblo suyo somos y ovejas de su prado.
Entrad por sus puertas con acción de gracias,
y a sus atrios con alabanza.
Dadle gracias, bendecir su nombre.
Porque el Señor es bueno;
para siempre es su misericordia,
y su fidelidad por todas las generaciones.
Salmo 100:1-5

¿Santidad?

Estándar

“Regocijaos en el Señor siempre, otra vez digo, regocijaos.” Filipenses 4:4

Vaya vaya, regocijarse viene a ser asunto de obediencia. Un patrón de vida, en pocas palabras, aun cuando habrán ocasiones donde no es natural o apropiado. ¿A qué, entonces, se refiere Pablo?

Pienso que necesitamos aprender la diferencia entre regocijo y felicidad. Felicidad es un sentimiento de bienestar basado en circunstancias, mientras que regocijo -gozo- se relaciona con nuestra perspectiva de las circunstancias.

Observen que el mandato de Filipenses no señala felicidad, porque no es algo que uno pueda escoger o controlar. Regocijo, al no tener que ver con circunstancias sino con nuestra perspectiva de las mismas, se convierte entonces en un tema de obediencia.

¿Qué es santidad? Alegría. Regocijo en el Señor siempre, buscando agradar a Dios.

Necesitamos sobreponernos a la realidad, mantener esperanza, exudar contentamiento con lo que Dios nos ha dado. Aunque al mismo tiempo sintamos luto o tristeza. Todo el mundo luce feliz en un momento dado, pero es en tiempos de problemas y dificultades cuando el regocijo del creyente marca la diferencia.

Idea central tomada de The Cripplegate. How to be happy this year. 02 Jan 2017.  <{{{{<<