S,H,C espirituales

Estándar

Toda buena dádiva y todo don perfecto viene de lo alto, desciende del Padre de las luces, con el cual no hay cambio ni sombra de variación.

En el ejercicio de su voluntad, El nos hizo nacer de nuevo por la palabra de verdad, para que fuéramos las primicias de sus criaturas.

Santiago 1:17-18