Apuntes a Jueces, 7:9 a 8:3

Estándar

el aliento en la debilidad

vean cuán consistente el reporte de victoria (v.16-22) con el tema de la debilidad (v.1-8). El plan luce ingenioso: dividir en 3 grupos, romper cántaros, blandir antorchas, sonar cuernos.. ¡solo con 300 hombres! ¿Quién peleó entonces? Toda la victoria fue obra del Señor!

v.9-10 Y aconteció que aquella misma noche, el SEÑOR le dijo: Levántate, desciende contra el campamento porque lo he entregado en tus manos.

10Pero si tienes temor de descender, baja al campamento con tu criado Fura,

¿Miedo? ¿yo…? Tú mismo!… v.11 y oirás lo que dicen; entonces tus manos serán fortalecidas para descender contra el campamento. Y descendió con su criado Fura hasta los puestos avanzados del ejército que estaban en el campamento. Sin pedirla, de pura gracia se le otorga la prueba de la victoria que avecina. Para muchos, perder el miedo no es algo que se conquista y ya, el miedo es algo que se ha resistir una y otra vez. El Señor le permite ir con Fura, su asistente, reminiscencia de Moisés con Aarón (Exodo 4:10-17).

De nuevo, el punto central es la obediencia, no ser el héroe de la película. El Señor conoce los temores de sus siervas, sabe cuán temerosas podemos estar en las circunstancias (Salmo 103:14 Porque El sabe de qué estamos hechos, se acuerda de que somos sólo polvo). Y no ridiculiza nuestro temor, no se burla de nuestra fragilidad. O sea que sería muy interesante cambiar el prejuicio publicitario, el estereotipo de una sierva de Cristo; luego pensamos en alguien dinámica, segura, confianzuda, sin miedo, aventurera, o glamorosa -hasta 1-2 veces en el periódico o en la TV.

¿Cómo te ves a ti misma?

¿Piensas que eres inútil porque no tienes ese ‘aire publicitario’ o esa imagen fotogénica?

Hebreos 11:34…siendo débiles, fueron hechos fuertes…

v.12 Y los madianitas, los amalecitas y todos los hijos del oriente estaban tendidos en el valle, numerosos como langostas; y sus camellos eran muchos, innumerables, como la arena que está a la orilla del mar. 

Lenguaje poético, hiperbólico, el punto es claro: la victoria se deberá únicamente a la gracia de Dios. Nadie puede derrotar un ejército de miles con tan solo 300 hombres.

v.13-25 Cuando llegó Gedeón, he aquí que un hombre estaba contando un sueño a su amigo, y decía: He aquí, tuve un sueño; un pan de cebada iba rodando hasta el campamento de Madián, y llegó hasta la tienda y la golpeó de manera que cayó, y la volcó de arriba abajo y la tienda quedó extendida. 14Respondió su amigo, y dijo: Esto no es otra cosa que la espada de Gedeón, hijo de Joás, varón de Israel; Dios ha entregado en su mano a Madián y a todo el campamento…25Y capturaron a los dos jefes de Madián, Oreb y Zeeb; mataron a Oreb en la peña de Oreb y mataron a Zeeb en el lagar de Zeeb, cuando perseguían a Madián. Y trajeron a Gedeón las cabezas de Oreb y Zeeb del otro lado del Jordán.

la causa de la debilidad

Tristemente, el tema sobre la debilidad toma un giro. En resumen, Gedeón luchará tres conflictos: contra Baal (cap.6), contra Madián (cap.7) y contra Israel mismo (cap.8).

Había llamado a la tribu de Efraín para que corrieran al Jordán e impidieran la huida de los madianitas. Y éstos lo hicieron. Pero estaban enojados contra Gedeón: ¿quién te crees, iniciando hostilidades sin consultarnos?

8:1 Entonces los hombres de Efraín le dijeron:¿Qué es esto que nos has hecho, al no llamarnos cuando fuiste a pelear contra Madián? Y le criticaron duramente.

La confrontación ocurre en un momento muy peligroso. Tal parece que Efraín es la prima donna entre las tribus, un Diótrefes corporativo (3 Juan 1:9 Escribí algo a la iglesia, pero Diótrefes, a quien le gusta ser el primero entre ellos, no acepta lo que decimos). 

La diplomática respuesta de Gedeón suaviza las cosas (v.2 Pero él les dijo:¿Qué he hecho yo ahora en comparación con vosotros? ¿No es mejor el rebusco de Efraín que la vendimia de Abiezer?)

REBUSCAR. 1. Escudriñar o buscar con cuidado. 2. Recoger el fruto que queda en los campos, particularmente el de las viñas, después de alzadas las cosechas. 3. Buscar con afán y sacrificio la solución de un problema.

rebuscársela. 1. Ingeniarse para enfrentar y sortear dificultades cotidianas.

El rebusco es mayor que la vendimia, dice Gedeón, un chin de masaje al inflado ego efrainita pues acaban de capturar dos jefes. Y funciona:

v.3 Dios ha entregado en vuestras manos a los jefes de Madián, Oreb y Zeeb; ¿y qué pude hacer yo en comparación con vosotros? Entonces se aplacó la ira de ellos contra él cuando dijo esto.

Hasta aquí, un modelo de piedad mosaica. Comisionado por Dios, investido con Su Espíritu, en una guerra santa donde la victoria no es personal sino un regalo divino.

Pero entonces…

<{{{{<<

Lavanderas del Grijalva

Estándar

Pañuelos del adiós,

camisa de la boda,

en el río, entre peces

jugando con las olas.

 

Como un recién nacido

bautizado, esta ropa

ostenta su blancura

total y milagrosa.

 

Mujeres de la espuma

y el ademán que limpia,

halladme un río hermoso

para lavar mis días.

 

Rosario Castellanos. México (1925-1974)

S,H,C espirituales

Estándar

Desde lo más profundo, oh Señor, he clamado a ti.

¡Señor, oye mi voz!

Estén atentos tus oídos a la voz de mis súplicas. Señor, si tú tuvieras en cuenta las iniquidades, ¿quién oh Señor, podría permanecer?

Pero en ti hay perdón, para que seas temido.

Espero en el Señor; en El espera mi alma, y en su palabra tengo mi esperanza. Mi alma espera al Señor más que los centinelas a la mañana; sí, más que los centinelas a la mañana.

Oh Israel, espera en el Señor, porque en el Señor hay misericordia, y en El hay abundante redención; El redimirá a Israel de todas sus iniquidades.

Salmo 130:1-8

Apuntes a Jueces, 6:33 a 7:8

Estándar

La seguridad que nos fortalece

v.33 Pero todos los madianitas, los amalecitas y los hijos del oriente se reunieron, y cruzaron y acamparon en el valle de Jezreel.

¿Recuerdan la localización del Valle de Jezreel? Contenía la mejor tierra fértil al oeste del Jordán, situación estratégica importante para viajes, comercio, comunicaciones, y defensa. Fue aquí que Barac derrotó a Sísara. Observen que el texto señala nueva lucha, misma canción. Pero ahora hay un cambio: 

v.34 Y el Espíritu del SEÑOR vino sobre Gedeón, y éste tocó la trompeta y los abiezeritas se juntaron para seguirle. 

La carrera de Gedeón comienza a parecerse a Otoniel, el Espíritu del Señor se apodera, literalmente arropa para que haga lo que tiene qué hacer. Gedeón reúne su propio clan y el de Manasés (v.35 Envió mensajeros por todo Manasés, que también se juntó para seguirle; y envió mensajeros a Aser, a Zabulón y a Neftalí, que subieron a su encuentro) y se prepara para el conflicto. 

Ahora bien, observen que el poder del Espíritu se asocia con la debilidad humana (para que notemos cuál es la seguridad que nos fortalece).

v.36-40 Entonces Gedeón dijo a Dios: Si has de librar a Israel por mi mano, como has dicho, 37he aquí, yo pondré un vellón de lana en la era. Si hay rocío solamente en el vellón y toda la tierra queda seca, entonces sabré que librarás a Israel por mi mano, como has dicho. 38Y así sucedió. Cuando se levantó temprano en la mañana, exprimió el vellón y escurrió el rocío del vellón, un tazón lleno de agua. 39Y Gedeón dijo a Dios: No se encienda tu ira contra mí si hablo otra vez; te ruego que me permitas hacer otra vez una prueba con el vellón; que ahora quede seco el vellón y haya rocío en toda la tierra. 40Así lo hizo Dios aquella noche, porque solamente quedó seco el vellón y había rocío en toda la tierra.

Gedeón repite las palabras como has dicho (Tú) al parecer asegurando la promesa que Dios le ha hecho. Tiene incertidumbre, pero no incredulidad. No es ausencia de fe sino la precaución de la fe. Cierto que el asunto el vellón no es nada ejemplar, pero lo que hemos de notar es que ser “arropados por el Espíritu”(v.34) no anula la personalidad de uno o lo hace inmune a la debilidad normal encontrada en nosotros como seres caídos.

Gedeón todavía lucha para creer y actuar con certeza sobre lo que Dios le ha dicho.(¿llamarías cobarde a tu hijo de 5 años por que le tiene miedo al perro del vecino?)

Y de nuevo vemos la maravillosa gracia de Dios en operación al permitir la imperfección de este hombre. El mismo Gedeón sabe que está siendo impertinente (mira su lenguaje: no se enoje mi Señor…), que no tendría qué estar preguntando. Dios también lo sabe, pero ¡no le hace ni una sola palabra de reproche! (contraste con la respuesta de Débora a Barac en 4:9). Dios sencillamente da lo que el otro pide, con una paciencia similar a la que vimos antes con la comida y que veremos después en 7:9-11 (el sueño interpretado).

La imperfección sirve para magnificar la gracia de Dios: lo ejemplar es la conducta de Dios, no la de Gedeón (para los que tienen la costumbre de tomar estos versos como modelo para buscar y obtener guía divina).

Respecto a los particulares y al por qué una segunda prueba, resulta que al solicitar primero que el vellón esté mojado y la tierra seca, cualquier habitante del desierto hace lo mismo para dar agua a su ganado (porque la naturaleza de la lana es absorber agua), por tanto el verdadero milagro es al revés: el vellón seco y la tierra mojada (Santiago 4:3 pedís y no recibís… ). 

Saben, no es un secreto que la publicidad vende imagen. Y, honestamente, nuestra publicidad y pasiones prefiere la imagen agresiva, segura, autosuficiente, hasta arrogante… Quizás no entendemos mucho la Biblia por esa razón. La Escritura no está obsesionada para nada con nuestra imagen. De hecho, lo que hace es cortar justo por el medio tal mentalidad. Dios llama siervos, no héroes, y muchos de estos siervos no llenan el modelo que la publicidad nos ha hecho comprar.

Gedeón es uno de ellos. Es obvia la debilidad de este hombre (y de Israel): ¿cómo se veía a sí mismo?(6:15) ¿cuál era el estado de la nación? (6:2-6), su miedo a los hombres del pueblo (6:27), su necesidad de más seguridad (6:36-40), la reducción radical de su ejército (7:2-8), su temor a la batalla (7:10-15), su blanda respuesta a Efraín (8:1-3), la falta de apoyo a sus tropas (8:4-9), y su rechazo a ser rey (8:22-23).

¿Ven la imagen? Presentado en toda su debilidad, (igual que tú y que yo).

2 Corintios 12:9 Y El me ha dicho: Te basta mi gracia, pues mi poder se perfecciona en la debilidad. Por tanto, muy gustosamente me gloriaré más bien en mis debilidades, para que el poder de Cristo more en mí.

NOTA: no hablamos de falsa debilidad inducida por supuesta modestia. Debilidad aquí es su condición como tal. De modo que en la experiencia cristiana es importante definir lo que NO es debilidad: no significa que usted es un globo de gelatina que se mueve a los pies de Dios; no significa quejumbre; o de que luces pálida y te da la gripe. No se trata de cómo te sientas -es posible que ni te sientas débil-, la esencia es que eres débil, no si te sientes débil, es decir, no tenemos recurso algo y dependemos, descansamos, solo en El.

la necesidad de la debilidad

7:1 Entonces se levantó temprano Jerobaal, es decir Gedeón, y todo el pueblo que estaba con él, y acamparon junto a la fuente de Harod; y el campamento de Madián estaba al norte de ellos, cerca de la colina de More, en el valle.

El experimento del vellón tomó dos noches, al tercer día fue y acampó al pie del Monte Gilboa (junto a la fuente de Harod), hacia la parte más oriental del valle de Jezreel, desde donde podría visualizar todo el valle. La colina de More estaba a unos 13 km al noroeste, al sur del Monte Tabor así que la situación militar del campo madianita la vemos a través de los ojos de Gedeón (v.8 otra vez). 

v.2 Y el SEÑOR dijo a Gedeón: El pueblo que está contigo es demasiado numeroso para que yo entregue a Madián en sus manos; no sea que Israel se vuelva orgulloso, diciendo:”Mi propia fortaleza me ha librado.”

Esta vez es Jehová mismo que interrumpe, pero Su preocupación es de otro orden: cómo interpretará Israel la victoria si permite que Gedeón avance con toda la gente que respondió al llamado. Oh, oh, Gedeón no murmura (aunque podemos imaginar la sorpresa): se le retira la seguridad de los que mostraron apoyo. 

Qué lección: solamente confianza radical en Dios mismo le llevará adelante.

v.3-7 Ahora pues, proclama a oídos del pueblo, diciendo:”Cualquiera que tenga miedo y tiemble, que regrese y parta del monte Galaad.” Y veintidós mil personas regresaron, pero quedaron diez mil. 

4Y el SEÑOR dijo a Gedeón: Todavía el pueblo es demasiado numeroso; hazlos bajar al agua y allí te los probaré. Y será que de quien yo te diga:”Este irá contigo”, ése irá contigo; pero todo aquel de quien yo te diga:”Este no irá contigo”, ése no irá. 

5E hizo bajar el pueblo al agua. Y el SEÑOR dijo a Gedeón: Pondrás a un lado a todo aquel que lamiere el agua con su lengua, como lame el perro, y a todo el que se arrodille para beber. 6Y fue el número de los que lamieron, poniendo la mano a su boca, trescientos hombres; pero todo el resto del pueblo se arrodilló para beber. 7Entonces el SEÑOR dijo a Gedeón: Os salvaré con los trescientos hombres que lamieron y entregaré a los madianitas en tus manos; que todos los demás del pueblo se vayan, cada uno a su casa.

El contingente se reduce en dos pasos, de 32,000 a 300. Jóvenes, usemos la materia gris:

  1. Gedeón se obliga a diferenciarse de los temerosos y de su propio pasado;
  2. pero todavía son muchos!
  3. la prueba del agua no exhibe ninguna virtud, nada que podamos sacar del texto mismo, quizás los que lamieron el agua como perros demostraron la debilidad de no estar alertas y por eso mismo fueron escogidos (la misma razón que hubo para reducir el número: para que no gloríen en sí mismos); pero quizás no es nada más que un método conveniente y rápido para establecer dos grupos, y los 300 se escogieron porque eran los menos.
  4. el punto es que no sabemos por qué! (y no especular)
  5. el resultado es que con solo 300, la posibilidad de victoria es bastante remota. Los 300 ejemplifican la debilidad de Israel, no el epitome de su fortaleza.

Amadas, la tendencia es glorificarnos a nosotras mismas, confiar en nuestro plan B, dar crédito a nuestras contribuciones, pensar cuán listas somos… Jehová piensa muy distinto: insiste en reducirnos a la nada para que por fuerza aprendamos que la liberación solo proviene de El. La necesidad de la debilidad.

v.8 Y los trescientos hombres tomaron en sus manos las provisiones del pueblo y sus trompetas. Y Gedeón envió a todos los demás hombres de Israel, cada uno a su tienda, pero retuvo a los trescientos hombres; y el campamento de Madián le quedaba abajo en el valle.

<{{{{<<