3. Para envejecer “bien”

Estándar

HILLARY, BERNIE, DONALD, Y YO

Me doy cuenta -mi cuerpo me hace darme cuenta- de que no todo el mundo tiene el maravilloso privilegio de salud y recursos en la ancianidad. Alrededor de 4 millones de personas mayores de 65 viven en la pobreza. Millones sufren de las temidas amenazas de envejecer -problemas cardiacos, artritis, cáncer, enfermedad pulmonar, Alzheimer, osteoporosis. Eso sin mencionar la típica pérdida de audición, visión, y de energía.

No quiero añadir una carga a los que quisieran soñar conmigo, pero no pueden hacerlo. Tienes tu llamado dondequiera que vivas, con todas tus debilidades, para la gloria de Cristo. Y sí, El obtiene gloria en nuestra debilidad (2 Corintios 12:9-10). Dios tiene grandes promesas para quienes confían en Jesucristo como su Salvador: “Aun hasta vuestra vejez, yo seré el mismo, y hasta vuestros años avanzados, yo os sostendré. Yo lo he hecho, y yo os cargaré; yo os sostendré, y yo os libraré” (Isaías 46:4).

Más bien escribo a los 25 millones de mi generación, mayores de 65, que están sanos y tienen recursos -y a los 7,000 que cumplen 70 cada día en salud y bienestar. Te invito a que mires a tu alrededor. Observa a Hillary, a Bernie, a Donald, y miles más, que sueñan sus sueños. Cualquiera que sea su motivación, ¿cuál es la tuya?

“quien se dio a sí mismo por nosotros, para REDIMIRNOS DE TODA INIQUIDAD y PURIFICAR PARA SI UN PUEBLO PARA POSESION SUYA, celoso de buenas obras” (Tito 2:4). No tenemos excusa. No hay límite de edad. Celosos. Apasionados. Hasta el final. Para buenas obras. Obras que el Señor te ha regalado. Te ha dado una vida de experiencia y sabiduría y recursos. Tienes una década de libertad frente a ti. Es un fideicomiso. Toda tu vida pasada fue diseñada para esta temporada de frutos. ¿Cuál es tu sueño?

La mayoría de los hombres no mueren de edad avanzada, mueren por causa de retiro. “El justo florecerá como la palma, crecerá como cedro en el Líbano. Plantados en la casa del SEÑOR, florecerán en los atrios de nuestro Dios. Aun en la vejez darán fruto; estarán vigorosos y muy verdes, para anunciar cuán recto es el SEÑOR, mi roca, y que no hay injusticia en El” (Salmo 92:12-15). ¿Por qué habla Dios así? Porque El quiere que soñemos esto. Que oremos por esto. No todo el mundo tiene este privilegio. Algunos mueren jóvenes. Algunos llevan la carga de estar inmovilizados. Pero millones están libres. Si no sueñas por servicio productivo, útil, gozoso, para Cristo, en tus 70’s ¿qué le dirás al Salvador? Tu única excusa será que le hiciste más caso a la voz de la edad que a la voz de Dios. No será una buena excusa.

Pablo andaba en los 60’s camino a España (Romanos 15:23-28). Se definía como un hombre viejo (Filemón 1:9); sin embargo, mientras tuviera aliento, planificaba hacer todo cuanto por Cristo y Su reino. Nunca tuvo planes de pasarse los últimos días jugando cartas o algún otro juego. Tampoco debiera ser el tuyo.

Unete al salmista feliz: “Llena está mi boca de tu alabanza y de tu gloria todo el día. No me rechaces en el tiempo de la vejez; no me desampares cuando me falten las fuerzas” (Salmo 71:8-9). Tenemos buenas razones para creer que Dios responderá dicha oración por causa de Cristo.

Desaprende, líbrate, del espíritu de la edad. Mira el mundo -mira tu vida- como Dios lo hace. El retiro verdadero -dulce reposo del alma- empieza cuando uno muere (Hebreos 4:3,10). No te equivoques. La Biblia cree en el retiro. Se llama cielo. Luego la nueva tierra. Permanecerá por siempre. Comparado, esta vida es una neblina; todas nuestras tribulaciones son “leves y momentáneas” que nos producen “eterno peso de gloria que no tiene comparación” (2 Corintios 4:17). Mantén tu vista en el premio. Un reposo que el mundo nunca ha soñado.

“Y oí una voz del cielo que decía: Escribe:”Bienaventurados los muertos que de aquí en adelante mueren en el Señor.” Sí -dice el Espíritu- para que descansen de sus trabajos, porque sus obras van con ellos” (Apocalipsis 14:13). Levántate y obra. Alegremente. Para Cristo. Lleno de esperanza.

John Piper. Feb 23, 2016 [desiringgod.org].

Un comentario en “3. Para envejecer “bien”

  1. Bianka Suriel

    WOW, EXCELENTE!! FUI GRANDEMENTE AMONESTADA CON ESTE ESCRITO, AYER MISMO ME SENTIA CANSADA DE TRABAJAR, TENIA DESEOS DE “RETIRARME”. A TRABAJAR, HAY MUCHO POR HACER!!!!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s