Las paredes oyen

Estándar

(fragmento)

Tus sentimientos encareces

sin escuchar mis disculpas.

Cuanto sin razón me culpas,

tanto con razón padeces.

Si miras lo que mereces,

verás como la pasión

te obliga a que, sin razón,

agravies, en tu locura,

con las dudas, la hermosura;

con los celos, la elección.

 

Juan Ruiz de Alarcón. México (1581-1639)

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s