2. Frugali…¿qué?

Estándar

Frugalidad. Palabra no muy empleada en estos días, y por tanto desconocida para muchos. Sin embargo, muy apta para meditar, porque contiene ideas de serenidad, de templanza, de contentamiento. Ya vimos que la definición del diccionario queda corta, pues solo se refiere a la “parquedad en comida o bebida.”

Frugalidad abarca muchas cosas. Una de ellas se refiere al uso del dinero. Ahorrar es bueno, por ejemplo, pero deja de serlo si economizamos en una área tan solo para gastar en otra. ¿Es ser frugal pagar menos y ya? ¿O quizás, comprar menos y evitar acumulación o cautividad a las cosas?

Pienso que frugalidad no es gastar menos, sino aprender a vivir con menos.

E.

Frugalidad.1

Estándar

frugalidad.
(Del lat. frugalĭtas, -ātis).
1. Templanza, parquedad en la comida y la bebida.

Si solamente hacemos caso a esta definición del Diccionario nos quedaremos cortas, muy cortas. ¿Cómo así? Oh, porque no ofrece garantía de que una persona frugal sea menos adicta al dinero o esté menos bajo el control del dinero que aquella que gasta todo lo que tiene (y más, ejem).

Dice T.Challies que “la frugalidad no es buena en sí misma. Es el tipo de cosas que puede enmascarar y presentar un ídolo como si fuera un bien.”  Lo importante es el corazón. Si eres frugal al punto de no comprar lo necesario incluso teniendo el dinero, o te resistes a dar para otros que tú sabes están en necesidad, ten por seguro que caíste en un pozo. El pozo de la frugalidad.

¿Tenemos fe en Dios? ¿Confiamos en que El proveerá? Dios tiene que ver con todos los aspectos -grandes y pequeños- de nuestra vida. Luego entonces debo conocer dónde está el balance, aprender a vivir en el punto preciso entre confianza en las promesas de nuestro Señor y mi necesidad de control financiero, y en el camino destruir ídolos.

Ups!

“Ser frugal no es un fin en sí mismo. Es o debe ser un medio para dar gloria a Dios y servir a otros.”

E.

Si gastara “mi” dinero

Estándar

1. ¿Cómo actúo? ¿Como la única propietaria o como administradora del Señor?

Salmo 24:1 Del SEÑOR es la tierra y todo lo que hay en ella; el mundo y los que en él habitan.

2. ¿Hay algún pasaje o texto bíblico que requiera gastar dinero de tal o cual manera? La Escritura provee guías:  sostén de mi persona y la familia, sostén de mi iglesia, ayuda a los pobres y muchos otros fines. Hasta incluye una porción para regalos y entretenimiento y disfrute de las cosas buenas de este mundo [es decir que la pregunta no va en contra de ello]. Nos referimos a si ejercitamos uso balanceado y bíblico de “nuestro” dinero.

3. ¿Puedo ofrecer esta compra como un sacrificio al Señor? Errr… la verdad es que esta pregunta es reveladora de dónde residen las alianzas de mi corazón.

4. ¿Me recompensará el Señor por este gasto, cuando El vuelva otra vez? ¿Me dirá “bien hecho, buen siervo fiel”?

Amadas, para reflexión y análisis.

E.