Romanos 2.3

Estándar

NUESTRO PECADO NO ES CULPA DE NADIE MAS

Texto: Romanos 1:28-32

Idea central: Cuando pecamos o nos comportamos mal, la razón nunca es externa a nosotros, sino que es consecuencia de nuestra realidad interior o interna: ¡somos culpables!

Lecciones particulares:

— Todo el problema comienza cuando no queremos reconocer a Dios (v.28a).
— Como consecuencia de un corazón corrupto, nuestra mente se corrompe y Dios permite que seamos, nos convirtamos, en sus esclavos (v.28b).

— Una mente corrompida o corrupta, entonces, nos lleva a vivir y comportarnos pecaminosamente (vv.28c-31).

— Una vida de pecado siempre es una decisión activa, personal, en pleno conocimiento de lo que está pasando (v.32).

Preguntas de introspección: ¿Qué evidencia tu vida sobre lo que hay en tu corazón?, ¿amor a Dios o amor a ti mismo?, ¿amor a Dios o pecado? ¿Cultivas una mente espiritual? ¿Te esfuerzas por preferir en tus gustos el camino de Dios (y no solamente “hacer lo que te mandan”)?

Historia sugerida: Ejemplo de la jarra llena de jugo rojo que es agitada (Santiago 3:11,12); ejemplo del buen tesoro (Mateo 12:33-37; Lucas 6:45); ejemplo de lo que entra por la boca y lo que sale (Mateo. 10:15-20).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s