Romanos 3.3

Estándar

¿CÓMO SABEMOS QUE LA SALVACIÓN ES POR FE Y NO POR OBRAS?

Texto: Romanos 4:1-25

Idea central: Somos salvos cuando le creemos a Dios y le seguimos, no cuando queremos cumplir una serie de reglas.

Lecciones particulares: 

— ¿Cómo sabemos que la salvación es realmente por fe y no por hacer las cosas que Dios nos manda (“la ley”)?

  1. Porque la promesa de salvación fue dada a Abraham, un hombre pecador a quien Dios decidió hacerle el favor de contarle la fe por justicia (vv.1-8,13).
  2. Porque cuando Dios le hizo la promesa a Abraham, Él no le había dado reglas a seguir (así que Abraham es modelo de salvación tanto para los que están bajo estas reglas como para los que no) (vv.9-12,16).
  3. Porque si fuera por cumplir reglas, (A) creerle a Dios no serviría de nada y (B) la salvación duraría lo que duramos nosotros en pecar (vv.13-17).

— Somos salvos cuando tenemos una fe similar a la de Abraham: cuando estamos plenamente convencidos de que Dios cumple lo que promete (vv.18-25).

Preguntas de introspección: ¿En qué basas tu salvación? ¿Crees que porque hagas cosas buenas mereces ir al cielo? ¿Crees que eres salvo porque seas de una buena familia, o porque tus padres sean salvos?

Historia sugerida: Historia ficticia basada en un miembro de la iglesia de Éfeso (Ap. 2:1-7).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s