Romanos Rom 4.1

Estándar

SECCION 4: UNA NUEVA VIDA, UN NUEVO CAMINO

4.1 JUNTOS EN MUERTE, JUNTOS EN VIDA

Texto: Romanos 6:1-7

Idea central: Si estoy en Cristo, la persona que yo era antes murió y he recibido una nueva vida. Por tanto, es imposible que continúe viviendo de la misma manera que antes.

Lecciones particulares:

[Nota: El énfasis no es obtener perfección, sino el hecho de que tenemos nueva vida y, por tanto, la (nueva) capacidad y responsabilidad de decir “No” al pecado y “Sí” a la voluntad de Dios. El tema de las caídas es tocado más adelante (Romanos 7)].

  • —  Cuando Jesús murió, todos los que creen y están en Él murieron con Él (v.3): nosotros fuimos real y efectivamente crucificados con Él (v.6a), destruyendo nuestra esencia de pecado (v.6b; cf. 2 Corintios 5:17).
  • —  Como consecuencia, las leyes espirituales que, desde Adán, nos esclavizaban al pecado ya no aplican a nosotros (vv.6c,7).
  • —  Más aún, morimos de un lado, para despertar en otro: somos unidos a Jesús en su resurrección, así como le fuimos unidos en su muerte (v.5). Por tanto, podemos vivir una vida nueva (v.4c), en un “mundo diferente”, regidos por leyes espirituales diferentes, en gloria (v.4; cf. Romanos 8:30), sin relación al pecado (cf. Hebreos 9:28).
  • —  Entonces, si estoy en Cristo, ¡es imposible que yo continúe viviendo en pecado, sujeto a las mismas antiguas leyes! (v.2). O estoy en Cristo, o vivo en pecado, pero ambas cosas son incompatibles porque estar en Cristo, en su esencia, conlleva nuestra muerte al pecado.
  • —  En consecuencia, si tomo la gracia de Dios –su perdón, su carácter amoroso– como excusa para vivir como me dé la gana, en pecado, para mí mismo, la realidad, aunque trágica, es simple: yo no estoy en Cristo (vv.1,2).

Preguntas de introspección:

¿Comprendes (y te asombras de) lo profundo del cambio que ha sucedido en ti si estás en Cristo? ¿Entiendes la realidad de que la persona que eras antes está muerta? ¿Entiendes la realidad de que quien eres ahora es alguien totalmente diferente, sin esclavitud al pecado? ¿Te esfuerzas en vivir, realmente; en cumplir tu nuevo propósito para el que has sido resucitado? ¿Estás, realmente, en Cristo?

Historia sugerida: Analogía del fantasma y su interacción con el mundo físico (cf. Eclesiastés 9:6).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s