Hacer el bien 2

Estándar

Verdad es aquello que es consistente con la mente, voluntad, carácter, gloria y ser de Dios. Verdad es la autoexpresión de Dios. (The Truth War, 2008 John MacArthur.)

ALGUNOS PRINCIPIOS PARA HACER EL BIEN

Las Escrituras mandan a hacer el bien, en especial a los de la familia de la fe. (Gálatas 6:10 Así que entonces, hagamos bien a todos según tengamos oportunidad, y especialmente a los de la familia de la fe).

Las Escrituras dicen que hay promesa de gran bendición a los que perseveran en hacer el bien: la vida eterna. (Romanos 2:7 a los que por la perseverancia en hacer el bien buscan gloria, honor e inmortalidad:vida eterna).

Las Escrituras dicen que no busquemos nuestro propio bien, sino el de mi prójimo. (1 Corintios 10:24 Nadie busque su propio bien, sino el de su prójimo).

Las Escrituras exhortan a no cansarnos de hacer el bien, y en el tiempo de nuestro Salvador y Señor y Rey segaremos, si no hemos desmayado. (Gálatas 6:9 Y no nos cansemos de hacer el bien, pues a su tiempo, si no nos cansamos, segaremos).

Las Escrituras muestran cuál es la voluntad de Dios para uno: hacer el bien, para con el bien hacer callar la ignorancia de los hombres. (1 Pedro 2:15 Porque esta es la voluntad de Dios: que haciendo bien, hagáis enmudecer la ignorancia de los hombres insensatos).

Las Escrituras enseñan que hacer el bien tiene precio: sufrir. (1 Pedro 3:17 Pues es mejor padecer por hacer el bien, si así es la voluntad de Dios, que por hacer el mal).

Las Escrituras advierten que al hacer el bien:

a) No ser tropiezo a nadie, para que la obra de bien que hagamos no sea vituperada (2 Corintios 6:3 No dando nosotros en nada motivo de tropiezo, para que el ministerio [servicio] no sea desacreditado);

b) No ser tropiezo haciendo el bien, de tal forma que nadie se aparte de Cristo (Romanos 14:15-19 Porque si por causa de la comida tu hermano se entristece, ya no andas conforme al amor. No destruyas con tu comida a aquel por quien Cristo murió. Por tanto, no permitáis que se hable mal de lo que para vosotros es bueno. Porque el reino de Dios no es comida ni bebida, sino justicia y paz y gozo en el Espíritu Santo. Porque el que de esta manera sirve a Cristo, es aceptable a Dios y aprobado por los hombres. Así que procuremos lo que contribuye a la paz y a la edificación mutua).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s