Apuntes a Hebreos, 1:1-4

Estándar

Si bien se trata de una carta, no empieza como una carta común, el escritor no se presenta ni tampoco saluda sino que de inmediato va al grano del asunto.

1: 1Dios, habiendo hablado hace mucho tiempo, en muchas ocasiones y de muchas maneras a los padres por los profetas, 2en estos últimos días nos ha hablado por su Hijo, a quien constituyó heredero de todas las cosas, por medio de quien hizo también el universo[los siglos]. 3El es[quien siendo] el resplandor de su gloria y la expresión [representación] exacta de su naturaleza, y sostiene todas las cosas por la palabra de su poder. Después de llevar a cabo la purificación de los pecados, se sentó a la diestra de la Majestad en las alturas, 4siendo mucho mejor que los ángeles, por cuanto ha heredado un nombre más excelente que ellos. 

“Dios ha hablado” afirmación básica a todo el argumento que inicia, no se refiere a la revelación general (creación, providencia, consciencia), sino a la revelación especial en dos tiempos dada a 1) los profetas, 2) al Hijo, es decir, se refiere al Antiguo y al Nuevo Testamento, una progresión de promesa a cumplimiento como veremos en la carta, pues los hombres y mujeres del AT no vieron cumplidas las promesas en que habían confiado, esto sucedió después cuando Cristo vino y en él se cumplieron los tiempos.

Hay una pregunta implícita en el texto. “Mira de quién se trata” “Oh, ¿y quién es tal persona?”

En este caso una pregunta tremenda, pregunta que muchos se hacían en aquella época, pregunta que muchos se hacen hoy en día -“¿Quién es Jesucristo?”

Y según respondamos, esto revelará quién somos y cómo vivimos.

Observen la respuesta de muchos: “un gran Maestro.” “Alguien de elevada moral.” Otros dirán “alguien de mucha influencia pero poca importancia.” 

Así que es muy importante que sepamos entender quién es Jesucristo y responder a los preguntones. Responder con la misma convicción que ofrece el autor de Hebreos:

2en estos últimos días nos ha hablado por su Hijo, a quien constituyó heredero de todas las cosas, por medio de quien hizo también el universo. 3El es el resplandor de su gloria y la expresión exacta de su naturaleza, y sostiene todas las cosas por la palabra de su poder. Después de llevar a cabo la purificación de los pecados, se sentó a la diestra de la Majestad en las alturas, 4siendo mucho mejor que los ángeles, por cuanto ha heredado un nombre más excelente que ellos.

BOOM! ¿Quién es Jesucristo para ti?

¿Saben ustedes cuántas mujeres tienen María como nombre? ¡Millones! Es tan común que es necesario buscar alguna forma de identificar a “María la bonita” de “María la gordita” o a “Juan el rubio” de “Juan el moreno.”

¿Qué nos dice el autor de Hebreos, de entrada?

Jesucristo es el nombre sobre TODO nombre. El es Dios. El es Jehová. El es el Yo Soy. No hay otro nombre más sublime. 

Es interesante que cada vez que escuchemos el nombre de Dios o de JC, hemos de entender que hace referencia a alguno de Sus atributos [Infinito, Incomprensible, Inescrutable, Autoexistente, Autosuficiente, Eterno, Inmutable, Omnipresente, Omnisciente, Omnipotente, Soberano…]. Cuando vemos su nombre, cuando oramos en el nombre del Señor JC o cuando decimos “glorificado sea tu nombre” literalmente decimos “la suma entera de Quien tú eres Señor, reverenciado como Santo.”

Esto es lo que escribe el autor en estos primeros versos.

Nos pinta una fotografía no solo de Cristo como Santo sino de Jesucristo como Dios mismo, un recordatorio muy importante a los oyentes. No se trata de un gran maestro, ni de otro sumo sacerdote, o de alguien con excelsas cualidades morales, está escribiendo de Dios mismo encarnado: Jesucristo.

Los primeros 4 versos del libro son un condensado de los capítulos siguientes.

1Dios, habiendo hablado hace mucho tiempo, en muchas ocasiones y de muchas maneras a los padres por los profetas, 2en estos últimos días nos ha hablado por su Hijo, a quien constituyó heredero de todas las cosas, por medio de quien hizo también el universo. 

En muchas ocasiones” es decir en “muchas porciones”, El AT fue escrito en el curso de 1,800 años, desde Job (c.2200 AC) hasta Nehemías (c.400 AC), en 39 libros diferentes. Visiones, símbolos, parábolas, en prosa, en poesía, siempre la revelación de Dios a su pueblo.

En estos últimos días” ¿Cuáles días? Los judíos entendían esta frase significando cuando el Mesías volviera (Números 24:14; Jeremías 33:14-16; Miqueas 5:1; Zacarías 9:9,16). Significa que luego del cumplimiento de estas profecías, entonces nos encontramos en “los últimos días” (1Corintios 10:11; Santiago 5:3; 1Pedro 1:20; 4:7; 1Juan 2:18). La frase no se refiere a cantidad de tiempo, sino a calidad: es el tiempo luego de la venida de Cristo y antes de que El vuelva otra vez.

nos ha hablado” ¿a quién? A nosotros. El asunto es personal. ¿Estamos escuchando?

“por su Hijo…heredero…hizo el universo” WOW. ¿De cuántas cosas es heredero Cristo? Todas las cosas.

¿De cuántas cosas somos herederas tú y yo? Por un lado de ninguna sería la respuesta correcta, pero de TODAS las cosas mediante EL, como co-herederas, porque El es primogénito entre nosotras! Esta herencia es la extensión completa de la autoridad otorgada por el Padre al Hijo como primogénito.

Jesucristo es heredero de todas las cosas, Creador de todas las cosas, Principio y Fin y ahora.

3El es el resplandor de su gloria y la expresión exacta de su naturaleza, y sostiene todas las cosas por la palabra de su poder. Después de llevar a cabo la purificación de los pecados, se sentó a la diestra de la Majestad en las alturas,

Aquí hay una estructura quiástica (cruzada o en forma de X) y el punto de cruce se encuentra en la frase traducida como “resplandor de su gloria y expresión exacta” Primero veamos la palabra traducida como “resplandor”.

En inglés aparece “radiance” que se traduce como el flujo de radiación emitido, reflejado, transmitido o recibido por una superficie dada. También significa ‘felicidad, belleza, buena salud’ que uno puede observar en un rostro ajeno. En español, “resplandor” es el brillo interno de un objeto o la luz que emite un cuerpo o el sol.

En Hebreos, la palabra griega utilizada (apaugasma) solo aparece en este verso en todo el NT. El sentido que ofrece no es reflejar luz (la luna reflejando luz del sol, por ejemplo) sino más bien emanación [desprender de sí] de luz (Juan 8:12; 2 Corintios 4:4-6). Jesucristo no refleja luz, El es Luz, es Dios, es Sabiduría.

En el Libro de la Sabiduría Alejandrino, obra contemporánea al tiempo del autor de Hebreos, se dice que Sabiduría es:

…una respiración del poder de Dios, y emanación pura de la gloria del Todopoderoso;

…una reflexión de luz eterna, un espejo sin mancha de la obra de Dios, y una imagen de su bondad.

O sea que cuando Cristo manda a “que vuestra luz brille en medio de los hombres” nosotros reflejamos la gloria de Dios porque Cristo ES la gloria de Dios. El es el resplandor -la emanación– de la sabiduría divina, la luz gloriosa de Dios hecha Persona, brillando en el corazón de hombres y mujeres en quienes more el Espíritu Santo. 

En segundo lugar, la frase “expresión [representación] exacta de su naturaleza” es una frase referente a imagen grabada en monedas, madera, marcar piel de un animal. Cualquier individuo del mundo antiguo identificaría de inmediato “copia idéntica del original.” La representación exacta en tiempo y espacio de la naturaleza y esencia de Dios (Juan 14:9; Colosenses 1:15; 2:9). ¿Por qué?

Porque al encarnarse en tiempo y espacio, el Hijo es ahora hombre, vive entre nosotros.

Resplandor de la gloria de Dios y expresión exacta de su naturaleza.Y sostiene al mundo por la palabra de su poder.

(No como un Atlas).

El auto de Hebreos continúa ampliando nuestra visión de quién es Cristo. Sostiene el universo. 

Otro atributo divino: autoexistencia. ¿Por qué nos despertamos esta mañana? ¿Por qué respiramos ahora? Porque Cristo sostiene al universo por la palabra de su poder.

El autor nos presenta siete atributos de Cristo: simbolismo de completo y perfección: 

  • heredero de todas las cosas (v.2)
  • creador de todas las cosas (v.2)
  • sostiene el universo (v.3)
  • emanación o resplandor de la gloria de Dios (v.3a)
  • expresión exacta de su naturaleza (v.3a)
  • llevar a cabo purificación por los pecados (v.3b)
  • sentado a la diestra de la Majestad de Dios (v.3b)

Si hemos de escuchar a los profetas del AT, ¡cuánto más al Señor JC! Jesucristo es la revelación FINAL de Dios. Después hablaremos de purificación y del lugar que ocupa a la diestra de Dios en las alturas.

Vean cómo introduce el tema siguiente:

4siendo mucho mejor que los ángeles, por cuanto ha heredado un nombre más excelente que ellos.

Mmmm, qué cambio tan brusco.¿Por qué empieza a hablar de ángeles?

TAREA:

Escoge la descripción de Cristo en Hebreos 1:1-4 que te resulte más impactante o sorprendente. Esa descripción, ¿cómo impacta tu perspectiva de vivir “en estos últimos días” como seguidora de Cristo?

<{{{{<<

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s