Gracia sobreabundante

Estándar

Un pecador inmerecido.

Cristo me salvó.

La ley me ensuciaba (culpaba),

el segundo Adán me limpió (justificó).

Mi condenación era muerte,

Su muerte me redimió.

¡Aleluya!

Gracia sobreabundante.

Basado en Romanos 5. IE.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s