Fidelidades pequeñas

Estándar

Es cierto.

Niños pequeños dan el mayor trabajo del mundo porque es necesario estar ahí 24/7. Que si la comida, que si los pañales [bueno ahora son de plástico], que si el cólico, que si duerme, que si el dientico, que si las uñas, que si el baño, que ya se ensució, y vuelta otra vez… mami, mami, mami (sí, luego hay mamitis también).

Si aprendemos a ver cada una de esas tareas como pequeñas fidelidades nos daremos cuenta de la gran oportunidad que tenemos de sembrar para la eternidad.

¿Siembra para la eternidad? ¿De quién? ¡De todos!

Porque al sembrar cada día paciencia, atención al detalle, dignidad en el trabajo de limpiar narices y otras partes, al sembrar sobriedad, gentileza en el trato, y muchas otras cosas, en cada uno de nuestros hijos y en quienes vivan a nuestro alrededor, estaremos enseñando lo valioso que es el conocimiento de Dios manifestado en carne y hueso, una copa rebosante de amor para nuestro prójimo. Y en el camino tendremos fortaleza al aumentar nuestra fe -certeza- en el único sitio posible: Dios mismo.

¿Que si es verdad? ¿Acaso no lo sabes?

2 comentarios en “Fidelidades pequeñas

  1. Anix

    Amén, oremos unas por otras para que Dios abunde en gracia y nos dé corazones para serle fieles en las pequeñas cosas de nuestro diario vivir. Como lo dice Lucas 16:10: “El que es fiel en lo muy poco, es fiel también en lo mucho; y el que es injusto en lo muy poco, también es injusto en lo mucho”.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s