Romanos 3.2

Estándar

DIOS HIZO TODO LO QUE HACÍA FALTA

Texto: Romanos 3:21-31

Idea central: Somos salvados por medio de la fe en Jesús, sin poder hacer nada para salvarnos. Si fuimos salvos por gracia, ¡seamos humildes!

Lecciones particulares:

— Todos pecamos y nos apartamos de Dios; ninguno había cumplido la ley (vv.22b,23).

— Sin embargo, Dios había pasado por alto algunos pecados (v.25b).
— Dios sacrificó a Jesús por aquellos que creen en Él, para pagar la deuda de su pecado (v.21,22a,25,26).

— Todo el que cree en Jesús es justificado de gratis (v.24) por medio de la fe y solamente de la fe (vv.28-30).

— Por tanto, ¡seamos humildes! Dejemos de creernos la gran cosa y seamos agradecidos a Dios por lo que hizo por nosotros (v.27).

Preguntas de introspección: Si mueres hoy, ¿qué respuesta le dirás a Dios cuando te pregunte por qué debe dejarte entrar al cielo? ¿Realmente puedes decir que has cumplido toda la ley? ¿Por qué crees que fue necesario que Jesús muriera? ¿Has sido salvo por gracia solamente, o crees que Jesús vale poco? ¿Se refleja esto en cómo te ves a ti mismo y a otros? ¿Eres agradecido para con Dios de que estableció un mecanismo para resolver el problema?

Historia sugerida: Parábola del siervo perdonado que no perdonó a sus consiervos (Mateo 18:23-35).

3 comentarios en “Romanos 3.2

    • Apreciado Tiberio, esperando serle útil:
      Pablo muestra al final del capítulo 2 que los judíos, a pesar de su posición, a pesar de sus privilegios (derivados del antiguo pacto), no son para nada diferentes a un gentil (cualquiera no judío): desobediencia acarrea condenación; obediencia conduce a salvación. La tradición judía colocaba al judío en la posición de justo, mientras que ponía a los gentiles como injustos (de entrada y sin discusión alguna).

      Pablo argumenta que los judíos no pueden seguir apoyándose en su posición, simbolizada por la ley y la circuncisión, como prueba de salvación. ¿Por qué? Porque al desobedecer preceptos, en automático se convierten en transgresores.
      Les enseña que la solución a un problema de pecado no es entender mejor la Ley o estudiarla en profundo, sino fe en Cristo, que el Espíritu de Dios more en cada quien y romper el patrón de pecado (no es mejor el que sabe mucho de Dios, que va a la iglesia y hace todo lo que “se supone que debe hacer” sino el que hace la voluntad de Dios):
      porque no es judío el que lo es en lo exterior,
      ni la circuncisión externa la verdadera circuncisión,
      sino que es judío el que lo es en lo interno, en el corazón

      Aquí viene la pregunta obligada: ¿Cuál es, entonces, la ventaja del judío? ¿O cuál el beneficio de la circuncisión? (3:1) Oh, una gran ventaja: son poseedores de las palabras de Dios (3:2).

      Pero el fin no justifica los medios. La manifiesta infidelidad del pueblo judío de ninguna manera anula la fidelidad de Dios a su Palabra (3:3). Dios es justo y fiel: juicio para la desobediencia así como bendición para la obediencia.

      <

      Bibliografía: Douglas J. Moo “The Epistle to the Romans.” NICOT series.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s