Romanos 4.16

Estándar

MI PADRE VENDRA POR MI

Texto: Romanos 8:17

Idea central: “Hijo de Dios” significa que nada puede herirte irremediablemente; significa que todo lo bueno que Dios puede ofrecer es tuyo; significa que has sido llamado a caminar con Él en las buenas y en las malas.

Lecciones particulares: 

Ahora, ¿por qué me interesa ser hijo de Dios? ¿Qué hace que esto sea tan valioso?

— Si eres hijo de Dios, puedes estar seguro de que vivirás: si eres hijo de Dios, eres su heredero (v.17a), lo cual significa que no puedes perder nada (ni siquiera tu cuerpo frente a la muerte). Si el Señor es tu Padre, ¿por qué temerás mal alguno? (cf. Salmo 23:4).

Pero, ¿qué me asegura que la herencia es deseable? ¿Cómo sé que no me a a tocar ser el hijo olvidado que siempre tiene el plato vacío, la cama incómoda, y la camisa rota y remendada?

— Te lo asegura el hecho de que lo estarás heredando junto con Cristo (v.17b). Lo que sea que a Él le toque a ti también te va a tocar. ¿Vida eterna? ¿Gloria? ¿Seguridad? ¿Amor? ¡Todo lo que Jesús herede, tú también lo heredarás!

Ahora bien, no olvides…

— Sabemos que somos herederos porque somos hijos. Y sabemos que somos hijos porque tenemos el Espíritu. Y sabemos que tenemos el Espíritu porque somos guiados por el Espíritu… incluso cuando duele (v.17c).

 

— Ciertamente, serás glorificado junto con Cristo si en verdad también sufres con Él cuando la guía del Espíritu te lleve a caminar por una senda que no preferirías, que no te gusta o que, de plano, es un valle de sombra de muerte (cf. Salmo 23:4). No desmayes, pues, ¡cumple con tu rol hoy!

Preguntas de introspección:

¿En qué formas puedes meditar en tu relación con Dios, de modo que te traiga paz, incluso si todo parezca perdido? ¿Cómo puedes preparar tu corazón para que cuando te toque cruzar el río oscuro encuentres firme cimiento en el amor de tu Padre?

¿Cómo podrías pintar esta realidad con palabras de tal modo que puedas consolar a un hermano que camine por esas aguas antes que tú?

Si en este momento estás caminando en tu último valle, ¿qué salmos le pueden dar palabras a tu alma para recordar que Dios es tu Padre, tu Roca, tu Refugio? ¿Puedes enumerar las bendiciones que tiene Jesús por ser hijo de Dios? ¿Puedes hacer una lista de pasajes bíblicos que muestren que eres coheredero de esas bendiciones también?

¿Cuál es el efecto de todas estas promesas y verdades en ti? ¿De qué manera puedes crear un vínculo entre ellas y energía para caminar las pruebas con las que te enfrentes (en la casa, en el trabajo, en tu tiempo libre, en tus relaciones, en tu salud, en tu lucha contra emociones y deseos carnales, en tu uso de recursos…)?

Historia sugerida:

Historia de David y Goliat (1 Samuel 17, esp. vv.34-37). Historia de Daniel en el foso de los leones (Daniel 6:1-23).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s