Romanos 5.7

Estándar

EL PROPÓSITO DE LA LEY ES SALVACIÓN… POR FE

Texto: Romanos 10:1-4

Idea central: Querer agradar a Dios es bueno, sin embargo el deseo no es suficiente. Nuestras acciones deben estar motivadas por ese buen deseo, pero guiadas por la voluntad de Dios.

Lecciones particulares:

— Buscar a Dios con sinceridad y tener celo por Él, por sus cosas, es bueno (v.2a)… Sin embargo, es posible tener ese tipo de sinceridad, ese deseo por agradar a Dios, y al mismo tiempo usarlo para ofender a Dios.

— Esto sucede cuando nuestra aplicación de ese celo por Dios no es guiado por el conocimiento y reconocimiento de cómo Dios hace las cosas (v.2b). Si el dueño de la casa dice que quiere un mantel amarillo, cualquier otro mantel, por bonito que sea, irá contra su deseo.

— Cuando nosotros intentamos alcanzar a Dios por nuestra propia justicia, cuando intentamos hacer las cosas a nuestra manera (v.3b):

  1. Estamos ignorando a Dios, “haciéndonos los locos” respecto a sus deseos, dejando de reconocer (darle su lugar de honor) el método de Dios, su justicia (v.3a).
  2. Estamos rebelándonos en contra de Dios, efectivamente mostrándole que no queremos someternos a sus caminos (v.3c).

— El método de Dios es distinto. El propósito de la ley y los mandamientos de Dios no es que nosotros intentemos construir nuestra propia justicia basándonos en ellos. El propósito de la ley es Cristo (v.4a): que podamos tener un parámetro para poder identificar la perfección de su justicia, la belleza de quién Él es. En la ley, Dios no se limita a resumirnos todo diciéndonos “Jesús es maravilloso”, sino que nos lo describe de tal manera que nosotros podamos ser maravillados. Es la diferencia entre decir “Ese paisaje era hermoso” y detallar el verdor de los árboles, lo alto de las montañas, lo limpio del río, lo amplio del valle, la vivacidad de sus flores.
De pasada, esta es una de las razones por las que a Dios le desagradan los mandamientos de hombres: distorsionan el cuadro que Él ha pintado de su carácter.

— Así, la forma en que nos acercamos a Dios es a través de la justicia de Dios (no la nuestra) que brilla en Jesús. Esta justicia no se obtiene haciendo las cosas a nuestra manera, sino confiando en la promesa de Dios (v.4b; cf. Romanos 4:23-25).

— Puede que, en este momento en nuestras vidas, nosotros no estemos cayendo en este error, sino que conozcamos a alguien así –legalista, auto-suficiente, que cree que puede ganarse el cielo. Una reacción de desdén, de “Gracias a Dios que yo no soy como él” o “Ese tipo de gente no tiene remedio”, es igual de pecaminosa: surge de un corazón que dice “Yo soy mejor que…”. Un corazón que ha probado la gracia de Dios en Cristo desea que ellos también sean salvos y se expresa en oración a Dios por ellos (v.1).

Preguntas de introspección: ¿Qué revela acerca de nuestro corazón cuando tenemos celo por las cosas de Dios, pero queremos hacerlo a nuestra manera? ¿A quién, realmente, estamos buscando agradar?

¿Qué pasos prácticos puedes implementar en tu vida para tratar de que todo lo que hagas por Dios realmente sea hecho reconociendo cómo Él quiere que lo hagas (cf. Romanos 14:23b)? ¿Cómo puedes asegurarte (en vida real) de que puedas apreciar todos los días, constantemente, la belleza de Jesús y su justicia?

¿Cómo se manifiesta tu rebeldía personal, natural contra Dios? ¿Tiendes a ser activamente rebelde o tiendes a no detenerte a considerar la voluntad de Dios? ¿De qué maneras puedes luchar contra tu tendencia natural?

¿Cuál es tu reacción cuando ves este pecado en otras personas, dentro y fuera de la iglesia? ¿Qué te revela esto acerca de cómo te ves a ti mismo? ¿Cómo puedes crecer en tu percepción de la gracia de Dios para contigo?

 

Historia sugerida: Alegoría del ladrón y salteador (Juan 9:35-10:18).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s