Romanos 5.12

Estándar

UNA RELACIÓN CON UN PUEBLO QUE NO ES PUEBLO

Texto: Romanos 10:18-21

Idea central: El evangelio no está limitado a un pueblo sino que Dios lo ha anunciado a todo el mundo, para celo e ira de Israel. Dios así lo planificó para mostrar una imagen de su celo e ira cuando preferimos adorar a cualquier otra cosa.

Lecciones particulares:

Dios ha revelado su gloria sin fronteras (Salmo 19:4) y, de manera particular, su evangelio llegará a todas las naciones (Mateo 24:14). Aunque no todos crean, ¡Dios se aseguró de que todo el mundo recibiera su llamado! (v.19). ¿Por qué fue esto un choque tan grande para los judíos? ¿Fue, realmente, una sorpresa?

—  Aunque inicialmente Dios escogió al pueblo de Israel para ser su pueblo, ellos no vivieron en agradecimiento, sino que provocaron a Dios a celos e ira con su insistencia en vivir para sus propios ídolos (v.21; cf. Deuteronomio 32:21a; Isaías 65:2-5; Romanos 1:18-23).

—  Por ende, Dios decidió entrar en una relación personal con gentes que no eran del pueblo de Israel (v.19b; cf. Dt. 32:21b). En otras palabras, Dios le restregó en la cara a Israel que Él no se iría con un pueblo mejor que ellos, sino que los dejaría por un pueblo que no conocía su ley (cf. Romanos 9:3-5) y que ni siquiera tenía el deseo de agradarle (cf. Ro. 10:2). Ellos ni siquiera tendrían el consuelo de que habían sido cambiados por “algo mejor”… Igual como ellos cambiaron a Dios por “lo que no es dios”, Dios los cambió por “lo que no es pueblo” (Deuteronomio 32:21a; cf. Romanos 1:23).

—  Dios hizo esto sabiendo que los israelitas se sentirían insultados (v.19) – del mismo modo en que una mujer adúltera se sentiría insultada cuando su esposo la deja y prefiere casarse con otra que es más fea, más bruta y que cocina peor. A Israel le fue dado sentir los celos y la ira que Dios siente cuando le traicionamos (cf. Ezequiel 16:35-42).

—  Esto no fue un “plan B”, sino que Dios lo tuvo en mente desde el principio (v.19a; cf. Deuteronomio 31:30; 32:21).

Preguntas de introspección:  Si Dios fuera a describirte, ¿qué tanto se parecería tu descripción a la del pueblo de Israel? ¿Te has detenido a considerar Ezequiel 16 y cómo describe cada vez que damos rienda suelta a nuestros deseos? ¿En qué areas puedes trabajar para crecer en una relación fiel con Dios? ¿Qué te revela la reacción natural del pueblo de Israel para con la inclusión de los gentiles acerca de la reacción de Dios para con la inclusión de otros dioses en tu corazón?

¿Cómo, estudiar el punto de vista de Dios e Israel, modula la manera en que entiendes textos como 1 Corintios 1:26-31? ¿Has meditado en lo distinto que sería el mundo hoy si Dios nos hubiera dejado (a nosotros, no israelitas) que siguiéramos sin influencia del carácter de Dios?

Historia sugerida: Parábola de la gran cena (Lucas 14:16-24).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s