El músico del jardín

Estándar

El árbol lo miraba todo,
tenía tantos ojos como hojas
y tenía tantos pájaros como hojas,
(un pájaro por hoja).
El árbol era el músico del jardín:
en cada hoja, cantaba un pajarín,
en cada rama sonaba un violín.

A las siete de la mañana,
empezaba el coro
y el árbol, con sus hojas como ojos,
lo miraba todo.

De pronto, se oyó un susurro.
-¿Cuándo vendrán los niños,
que me aburro?
-dijo el árbol con su vocecita de madera-.
Los niños son para mí la primavera.

Gloria Fuertes
(España, 1908-1998)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s