Sazón del alba

Estándar

Si no todos los libros

cuando menos

he leído decenas, cientos, mil,

y no lo digo, no,

por vanidad,

muy al contrario:

después de tantos piélagos de letras

en el sistema vascular

adquiérense deberes máximos

y apenas el derecho

mínimo

a preguntarse con delicadeza

cuántas calladas horas

faltan aún para reconocer

el fruto verdadero,

los prístinos ecos de la lectura

sazonados aprisa por un amanecer.

 

Jaime García Terrés. México (1924-1996)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s