Abatido

Estándar

Zumba una melodía somnolienta y sincopada,

meciéndose adelante y atrás

en un canto suave,

escuché un negro tocar

la otra noche en la avenida Lenox

bajo la penumbra pálida

de una vieja lámpara de gas.

 

Hasta bien entrada la noche

canturreó esa melodía.

Las estrellas salieron y también la luna.

El cantante dejó de tocar y me fui a la cama

con el blues Abatido todavía en la cabeza.

Durmió como una roca o un hombre

que estaba muerto.

 

James Langston Hughes. USA (1902-1967)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s